Make your own free website on Tripod.com

OSCD Toluca México

Teresa

Home
Quienes Somos
Que Hacemos
Album de fotos
Documentos y Noticias
Contactanos
Archives
Teresa

frater2.jpg

Las Teresas:

Santa Teresa de Jesús

Juntos andaremos Señor;
por donde fuéreis tengo que ir;
por donde pasaréis tengo que pasar...

Algunos hacen derivar el nombre Teresa de la palabra griega "teriso" que se traduce por "cultivar", y entonces significaría "la cultivadora". Otros lo hacen derivar de la palabra "terao" = cazar, y entonces quiere decir: "la cazadora". Ambos títulos le quedan muy bien. Nuestra santa es "Cultivadora" de virtudes y "cazadora" de almas, para llevarlas al cielo.
Santa Teresa de Jesús (Cepeda y Ahumada), es hija de Don Alonso de Cepeda y Doña Beatríz Dávila y Ahumada. Nace el 28 de marzo de 1515, en Avila, España y es Bautizada el 4 de abril de 1515.
Interna en el Monasterio de las Monjas Agustinas de Avila durante siete meses, a partir de julio de 1531.
Ingrso al Convento: En noviembre de 1533 al Convento de la Encarnación de la Orden del Carmen, donde hace su Toma de Hábito el 2 de noviembre de 1536 y Profesa el 3 de noviembre de 1537.
Enfermedad grave: En 1538, aparentemente muerta durante 4 días,
estuvo a punto de ser sepultada vi
va, pero su padre lo impidió. Tibieza Espiritual. La Conversión se dá hacia 1553.
La Transververación ocurre en 1559. Al hacer la autopsia del cadáver de la santa encontraron en su corazón una cicatriz larga y profunda. Su Voto de Perfección tiene lugar en 1560.
La Reforma: Fundación del Convento de San José, en Avila, el 24 de agosto de 1562. En un período de 20 años fundó 17 Conventos de Monjas Carmelitas Descalzas, sujetas a la Regla de San Alberto, modificada por Inocencio IV.
Santa Teresa murió el 4 de octubre de 1582 y la enterraron al día siguiente que era 15 de octubre. ¿Por qué esto? Porque en ese día empezó a regir el cambio del calendario, cuando el Papa añadió 10 días al almanaque para reparar un error que venía desde muchos años atrás. Es declarada Santa el 12 de marzo de 1622 por el Papa Gregorio XV y Doctora de la Iglesia Universal por Pablo VI el 21 de julio de 1969. La ceremonia se llevó a cabo el 27 de septiembre de 1970.

Santa Teresa del Niño Jesús y la Santa Faz.

El Papa la llamó "carmelita y apóstol, maestra de sabiduría espiritual para numerosas personas consagradas y laicas, patrona de las misiones". Puso de relieve que "ocupa un puesto de primer orden en la Iglesia y que su eminente doctrina merece ser recordada entre las más fecundas". Concluyó afirmando que había querido dar el anuncio del Doctorado de Teresa de Lisieux ante los jóvenes porque ella, joven santa, tan presente en nuestro tiempo, tiene un mensaje particularmente apto para la juventud. En la escuela del evangelio ella abre a los jóvenes el camino para la madurez cristiana, los "llama a una infinita generosidad y los invita a ser en el corazón de la Iglesia los apóstoles y testigos ardientes del amor de Cristo". Invocó, con los jóvenes, a Teresa de Lisieux para que ella conduzca a los hombres y mujeres de este tiempo por el camino de la Verdad y de la Vida. Y terminó su discurso con estas palabras: "con Teresa del Niño Jesús dirijámonos a la Virgen María a quien ella alabó e invocó con filial confianza durante su vida".
Teresa de Lisieux es maestra de una auténtica experiencia de Dios que compromete en el seguimiento de Jesús. Ella nos enseña la experiencia del contacto con la Palabra de Dios; el sentido de fraternidad que Cristo nos comunica y la exigencia de respuestas concretas guiadas por el amor.
Teresa de Lisieux, como todo ser humano, estuvo sujeta a los condicionamientos propios de toda vida humana. Vivió la experiencia de un proceso liberador desde el punto de vista psicológico que la condujo a la aceptación de sí misma y, por tanto, le dio la capacidad de acoger en una madurez integral todas las limitaciones de su historia personal.
Para el hombre y la mujer de hoy, atormentados por tantas experiencias negativas en el ambiente familiar y social, y que los llevan a la angustia y a la inseguridad frente al futuro, Teresa de Lisieux muestra que el miedo ante la incertidumbre de cada día se resuelve abriéndose al amor de Dios y del prójimo. Es así como se va adquiriendo la paz y la alegría de saber que hay un Dios padre misericordioso que acompaña con su amor y providencia a todos sus hijos e hijas. La Santa presenta al mundo enfermo de miedo y de angustia la terapia del amor y la confianza en Dios y del servicio y la entrega a los demás. La Santa ha descubierto y nos ha transmitido la verdad profunda de un Dios de misericordia que quiere comunicarse plenamente a todos los que se abren a El.

Enter supporting content here

retroalimentación, colaboraciones, ideas? Email:hbgos_cd@yahoo.com